Residencia o guardería canina

¿Te vas de vacaciones o necesitas estar fuera de casa? ¿No puedes llevar a tu perro contigo? ¡Que no cunda el pánico!. Las residencias caninas son cada vez más numerosas y serán la solución ideal para que pueda salir con toda tranquilidad.

¿Por qué elegir una residencia canina?

La residencia canina es ideal para las personas que no pueden mantener a su compañero de cuatro patas en casa, por elección o no. ¿Ninguno de tus parientes pudo desocuparse para cuidar de tu perro? ¿No pudiste encontrar un cuidador de mascotas? ¿No quieres dejar a un extraño en casa en tu ausencia? La residencia canina es para ti! Hay una para cada bolsillo, desde la más humilde hasta la más lujosa. Pero, ¿cómo elegir la mejor residencia canina para tu perrito? A continuación te ofrecemos algunos consejos para ayudarte a ordenar la lista y asegurarte de que tu mascota tenga una estancia cómoda.

BUSCA Y CONVERSA GRATIS CON LOS MEJORES CUIDADORES DE MASCOTAS DE TU CIUDAD

Búsquedas y conversaciones gratuitas con las familias anfitrionas cerca de ti. ¡A voluntad y sin compromiso!


Cuánto cuesta una residencia canina?

Las tarifas de una residencia canina dependen en primer lugar de los servicios ofrecidos por la residencia canina, así como de la duración de la estancia. Cuenta con un promedio de entre 15 y 30 euros diarios y entre 150 y 450 euros mensuales. Cuanto más larga sea la estancia, más baratos serán los precios.

Las residencias caninas más lujosas pueden ofrecer precios de 80 a 100 euros por día. Normalmente tienen grandes cajas individuales, cámaras de vigilancia de vídeo utilizadas para vigilar a tu perro a distancia, etc.… . Algunos incluso ofrecen sesiones de aseo.

Antes de aceptar el precio ofrecido por la residencia canina, pregunta qué servicios están incluidos para no pagar más de lo necesario.

¿Qué precauciones debes tomar antes de dejar a tu perro en una residencia canina?

Si dejar a tu mascota implica una responsabilidad para la residencia canina, también implica una responsabilidad para ti.

Tu perro es sociable?

Si tu perro no soporta a sus compañeros, entonces la residencia canina no es el lugar adecuado para él. Podría ponerse en peligro a sí mismo, a otras mascotas y empleados.

Tu perro está vacunado?

Asegúrate también de que las vacunas obligatorias de tu perro estén al día, especialmente la tos de las residencias caninas, que puede ser altamente contagiosa. Recuerda también comprobar que tu amigo de cuatro patas esté desparasitado. Pregunta a la residencia canina si requieren que todos los animales sean vacunados. Si no, pasa de largo.

¡Prepara bien su estadía!

No dudes en traer a tu perro para que se familiarice con las instalaciones y el personal. También, empaca una bolsa con juguetes, ropa o un cojín con tu olor. Esto ayudará a tranquilizar a tu perro y a calmarlo después de que te vayas.

Habla sobre tu perro

Díle al personal de la residencia canina sobre el carácter de tu perro. Es muy importante que el personal conozca el comportamiento y la actitud de tu mascota para poder actuar en consecuencia en situaciones de estrés, por ejemplo.

Es importante mencionar si tu perro está enfermo. Detallar el tratamiento, la dosis, los métodos de tomar la medicación. Esta información es muy importante, así que no la pases por alto. La salud y la vida de tu mascota están en juego. No te olvides de dejar la libreta de salud en la residencia canina. Incluso puedes proporcionar el número de tu veterinario: en caso de preguntas o emergencias, la residencia canina puede ponerse en contacto con él. También puedes dejar el número de una persona de confianza que pueda venir al sitio para asegurarse de que todo va bien.

¡Haz las cosas con tiempo!

No esperes hasta el último momento para ocuparte de la cuestión de la residencia canina si tus vacaciones están previstas durante mucho tiempo. Durante los meses de verano, los lugares en las residencias caninas se agotan fácilmente y conseguir uno, es una lucha. Ahórrate este estrés evitable averiguandolo con varias semanas de antelación. Tu estancia resultará ser mucho mejor.

No dudes en pedir consejos?

No dudes en pedir informaciones y consejos a tu veterinario. Incluso puede recomendarte una residencia canina. Pregúntale a tus familiares que tienen sus propias mascotas. Sin embargo, ten cuidado con los consejos que puedes leer en Internet.

¿Cómo elegir una residencia canina?

No todas las residencias caninas son iguales, y se deben tomar varias precauciones antes de hacer tu elección.

Lo primero que hay que hacer es ir al lugar para visitar la residencia canina y observar a los empleados. Haz varias visitas si es necesario, en diferentes momentos del día. Pide ver los perros, sus lugares de estadía, el área de juego o el jardín.

Comprobar la seguridad y el confort

No descuides nada. Comprueba que la residencia canina es segura y que tu mascota no corre el riesgo de huir. Asegúrate de que el establecimiento también monitoree a los mascotas por la noche y que el personal pueda responder inmediatamente a cualquier problema o emergencia veterinaria. Pregunta qué sucede si tu mascota se escapa o requiere atención médica.

Durante tus visitas preliminares, observa al personal: ¿cómo se comportan con los animales? ¿Hay suficiente personal para cuidarlos con seguridad? ¿Están disponibles para los perros?

También presta atención especialmente al lugar donde permanecerá tu perro: ¿está limpio? ¿Están los juguetes suministrados en buen estado?

Echa un vistazo al área donde tu perro va a dormir. Comprueba que sea confortable, bien ventilado o calefactado según la temporada. Pregunta sobre las actividades planeadas, los tiempos de juego y de caminata. No pases por alto ningún detalle y no dudes en hacer preguntas. Tu perro se merece una estancia segura y cómoda.

Pedir los certificados de habilitación

Para poder ejercer, una residencia canina debe contar con una autorización especial. Este documento garantiza la capacidad de la residencia canina y su personal para cuidar de los animales. Si la residencia canina no puede proporcionársela, pasa de largo. Comprueba también que la residencia canina tiene un seguro de responsabilidad civil. Ten en cuenta que hay regulaciones estrictas en cuanto a las residencias caninas.

El seguro Holivet cubre a tu mascota al 100% en caso de accidente.

👉 Detalles son nuestras condiciones y coberturas Holivet by Holidog