Guardería canina a domicilio

En vez de contratar una residencia para perros o un servicio de guardería canina con una familia anfitriona, preferiste recurrir al servicio de guardería canina a domicilio. Esta suele ser la mejor solución entre todas. Permite a tu amigo de cuatro patas permanecer en su propio entorno y así mantener sus hábitos.

Pero cuidado, hay que tomar ciertas precauciones para que durante tu ausencia, este servicio de guardería canina en tu casa se realice en las mejores condiciones posibles.

Preguntar a una persona cercana a ti

Tu primera opción es pedir ayuda a un familiar, amigo o incluso a un vecino. Es importante que remitas a tu perro a alguien en quien confíes, alguien en quien puedas confiar a ciegas. Un amigo o un miembro de la familia puede ser la mejor opción entre todas.

En primer lugar, tu perro no estará con un extraño. Si tu perro es temeroso o sospechoso, tener a alguien que conozca calmará sus miedos inmediatamente. También está el costo. Efectivamente, a diferencia de las residencias caninas o de los servicios de guardería canina , tanto a domicilio como en familia anfitriona, en muchos casos, no tendrás que tocar a tu bolsillo.

En el caso de que ningún familiar esté disponible durante tu ausencia para cuidar de tu perro, no te preocupes, existen otros tipos de servicios como por ejemplo podrás contratar un servicio de guardería a domicilio donde un cuidador de mascotas vendrá a tu casa a cuidar de ella.

Contratar un servicio de guardería canina a domicilio

Si no puedes o no quieres pedir ayuda a alguien cercano a ti, muchos sitios ahora ofrecen la posibilidad de contratar un servicio de guardería canina a domicilio. Holidog, el número uno en España en servicio de guardería canina, te permite encontrar el cuidador de perros cerca de ti con sólo unos pocos clics.

El procedimiento es simple. Sólo tienes que ir a la página web, introducir tu código postal, la cantidad de perros a cuidar y la duración de tu ausencia. Una vez que hayas ingresado esta información, tendrás acceso a varios anuncios de cuidadores de perros, todos listos para ir a tu casa a cuidar de tu mascota mientras estás fuera.

Podrás entonces elegir el cuidador de perros de acuerdo a las evaluaciones y precios ofrecidos. El precio anunciado varía en función de la persona que cuida al animal, de su experiencia y de la duración de la estancia.

En cualquier caso, el precio del servicio de guardería canina siempre será mucho más ventajoso que las tarifas ofrecidas por las residencias caninas. Sin embargo, hay un inconveniente: utilizar una cuidador de perro significa dejar entrar a un extraño a tu casa y en tu privacidad.

BUSCA Y CONVERSA GRATIS CON LOS MEJORES CUIDADORES DE MASCOTAS DE TU CIUDAD

Búsquedas y conversaciones gratuitas con las familias anfitrionas cerca de ti. ¡A voluntad y sin compromiso!


Cómo preparar la venida del cuidador cuando contratas un servicio de guardería canina a domicilio

¡No te estreses!

Respecto a tu perro, no cambies sus hábitos al acercarse al comienzo. Podrías causarle a tu perro ansiedad, lo que más tarde podría llevar a la ansiedad por separación o daños materiales a la propiedad. Actúa como lo haces normalmente. No salgas o regreses al apartamento de forma efusiva. No te despidas cuando te vayas. No te sientas culpable por haberte ido por unos días y no trates de compensar: te irá peor que mejor.

Puedes intentar aliviar su estrés de diferentes maneras. Por ejemplo, hay dispensadores de feromonas que puedes instalar en tu sala de estar. Además, no dudes en dejar una prenda de vestir con tu olor para que tu perro la huela y se calme. Si tu mascota está bajo mucho estrés, recuerda pedir consejo a tu veterinario.

Existen medicamentos que pueden ayudar a reducir la ansiedad de tu mascota, pero tómalo con calma. Además, ¡nunca uses medicamentos humanos para calmar a tu amigo de cuatro patas!

¡Sé atento!

Asegúrate de tener suficientes croquetas para toda la estancia. Si el cuidador debe comprar más, deberás reembolsarle el gasto después. Lo mismo ocurre con una consulta veterinaria, con presentación de la factura. Eres también responsable de los gastos de viaje entre la casa del cuidador de mascotas y la tuya. Sin embargo, otros gastos, como la comida del cuidador, no son de tu responsabilidad.

Habla sobre tu perro

Carácter y comportamiento

Otro punto muy importante es que debes describir el comportamiento y el carácter de tu mascota al cuidador de mascotas, especialmente si éste no está familiarizado con tu mascota. Conocer bien a un perro permite a la persona que lo cuida aprehender con calma ciertas situaciones que de otra manera podrían resultar complicadas.

¿Tu perro es tímido? ¿Se muestra dominante hacia sus compañeros? ¿Tiene tendencia a huir? También debes especificar el tiempo y la duración de los paseos. Incluso puedes describir la ruta que sueles tomar.

Alimentación

La comida también debe ser un punto que no se debe descuidar. Anota con precisión la cantidad de croquetas o alimentos que tu perro puede comer. Si se te has cambiado a una alimentación de tipo BARF, tómate el tiempo de explicárselo al cuidador de mascotas..

Enfermedades y medicamentos

No olvides mencionar si tu perro está enfermo. Describe su tratamiento, cómo se alimenta y la dosis. Para estar seguro, escribe cada paso en detalle en una hoja de papel que dejarás al cuidador de tu mascota.

Describe también los síntomas de la agravación de la enfermedad para que la persona que cuida de tu mascota pueda actuar lo más rápidamente posible. Déjale el número de tu veterinario, así como el de una persona con la que ponerse en contacto en caso de emergencia.

Por último, no busques un cuidador de mascotas en el último minuto. Recuerda buscar unas semanas antes de tu partida, para no encontrarte desamparado y tener que elegir a la primera persona que venga, sin garantía de que todo vaya bien.

¡Que te envíen noticias de forma seguida!

No hay nada mejor que recibir fotos o vídeos de forma regular para asegurarte de que todo va bien. Pide a la persona encargada de tu mascota que te envíe noticias periódicas. Esto te permitirá disfrutar de tu estancia sin preocuparte demasiado por tu amigo de cuatro patas!

Consulta un veterinario a tu regreso.

Aunque todo haya salido bien, una visita al veterinario puede ayudarte a examinar a tu perro para detectar lesiones sin que la persona que lo cuidó, se haya dado cuenta. También puedes aprovechar la oportunidad para comprobar su peso.

Algunas mascotas tienden a perder peso cuando están estresadas. Otras, por el contrario, ganan unos cuantos kilos al ser excesivamente mimados por su cuidador.En cualquier caso, esta visita te permitirá hacer lo necesario en caso de problema.

Cuánto cuesta un servicio de guardería canina a domicilio

Las tarifas de los servicios de guardería canina a domicilio son generalmente más económicas que las tarifas de las residencias caninas. Lo que hay que tener en cuenta también en este caso, ya que el cuidador deberá ir hasta tu casa, es que los gastos de viático quedarán a tu cargo.

Las tarifas pueden variar en base a varios criterios, como por ejemplo los servicios adicionales que pueden algunos cuidadores de perros (aseo, peluquería, etc. ...). También la experiencia del cuidador de mascota puede influir sobre su tarifa. Cuánto más será experimentado el cuidador, más será elevada la tarifa del servicio guardería canina a domicilio.

Por última, hay que tener en cuenta que un servicio de guardería canina a domicilio en una ciudad grande como Madrid o Barcelona, cuesta generalmente más caro que en los ciudades más chicas de otras provincias. Eso se puede explicar por la alta demanda en las ciudades grandes.

El seguro Holivet cubre a tu mascota al 100% en caso de accidente.

👉 Detalles son nuestras condiciones y coberturas Holivet by Holidog